Jueves 25 de Abril, 2019
Actualidad

El periodismo se convierte en una profesión de riesgo

Redacción Primera Plana
Jueves 24 de Enero, 2019

Durante los últimos 25 años, más de 2.300 reporteros han fallecido en el ejercicio de su profesión.

La mayoría estaba asignado en zonas de guerra como Afganistán, Siria e Irán, pero también en otros países como México, China y Filipinas, solo en 2018 fueron 80 los asesinados, un 8% más que el año anterior, ¿qué riesgos enfrentan estos profesionales y cómo pueden protegerse?

La dificultad más llamativa es la que tiene que ver con los conflictos armados y la guerra; un contexto en el que la impunidad alimenta la violencia y refuerza la necesidad de incrementar la protección de aquellos profesionales que cubren la actualidad en zonas peligrosas y que también son víctimas de secuestros, desapariciones y chantajes gubernamentales.

 

Más allá de los corresponsales de guerra

Existen otra clase de riesgos a los que se enfrentan estos profesionales, nos estamos refiriendo a la imposibilidad de trabajar, a los sesgos políticos, a los intereses empresariales, a los depredadores de la libertad de prensa y a la censura e incluso a los misérrimos sueldos de falsos autónomos a los que muchos se ven abocados.

De hecho, no son pocas las noticias que ilustran cómo los periodistas estadounidenses se alzan continuamente contra Trump.

Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis social que repercute en los medios de comunicación contrarios al gobierno de Daniel Ortega, por ejemplo la empresa de Carlos Chamorro Barrios fue cerrada, sus programas ya no están al aire. El 21 de diciembre, los periodistas Miguel Mora Barberena y Lucía Pineda Ubau de 100% Noticias fueron arrestados por sospechas de terrorismo y hasta el momento, siguen en la cárcel.

México es uno de los países más peligrosos para ejercer y eso que no es zona de guerra, de acuerdo con el BALANCE 2018 de periodistas asesinados, detenidos, secuestrados y desaparecidos en el mundo emitido por Reporteros Sin Fronteras (RSF), los comunicadores que cubren los temas de corrupción y crimen organizado son lo que más peligro corren, cerraron el 2018 con nueve muertos y la semana anterior, hallaron el cuerpo de Rafael Murúa Manríquez, director del portal Radio Kashana FM, quien se encontraba desde 2016 bajo el programa de custodia del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas por amenazas.

María Elvira Domínguez Lloreda, presidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), comentó el trabajo que realizaron en 2018: “estuvimos presentes con delegaciones internacionales en varios países como Nicaragua, Estados Unidos, Argentina, Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay, buscando influir en mejores condiciones para la labor de los medios y sus periodistas. Insistimos con énfasis ante la comunidad internacional para que se buscaran fórmulas más eficientes en contrarrestar el autoritarismo en Cuba, Venezuela y Nicaragua, así como por el respeto el libre albedrío y la labor periodística”.

Los despidos y la precariedad laboral se postulan como las grandes preocupaciones de este colectivo, de igual forma, medios como el Washington Post  han incorporado robots periodistas o Inteligencias Artificiales a redacciones con motivo de eventos como las Olimpiadas, una iniciativa que ha sido vista como una amenaza.

Aquellos que sí trabajan, por otra parte, han de enfrentarse, en numerosas ocasiones, a dificultades de conciliación -por el horario- e incluso algunos han experimentado problemas físicos y psicológicos derivados del horario laboral y la excesiva carga de trabajo.

 

Las nuevas oportunidades

No todo es negativo, sino que el desarrollo de la tecnología también ha dado lugar a nuevos perfiles como analistas de datos y tráfico, periodistas de datos, gestores de contenidos digitales, redactores de branded content, expertos en redes sociales, infografistas interactivos y maquetadores online, etcétera.

Respecto a la Inteligencia Artificial y el análisis de datos, la automatización de determinados procesos permitirá contrastar las fuentes y agilizar noticias que antaño suponían una inversión de tiempo mayor; un tiempo que ahora los periodistas podrán dedicar a la investigación así como al desarrollo de otras informaciones más elaboradas e interesantes para el público.

En cualquier caso y a medida que esta última (la Inteligencia Artificial) se vaya implantando, los medios deberán implementar nuevos planes de formación para proteger esos datos, así como políticas concretas encaminadas a evitar fugas y demás. Un punto en el que los seguros contra ataques cibernéticos a empresas se encuentran ganando cada vez más protagonismo.

“El 2019 encontrará a la SIP con la misma disposición de siempre para denunciar y contrarrestar cada ataque a las libertades de expresión y de prensa, en favor del derecho del público a la información. Redoblaremos nuestros esfuerzos con dos nuevos proyectos. Impulsaré el desarrollo del "Índice Chapultepec" con el respaldo de la Universidad Católica Andrés Bello de Venezuela, y el proyecto "Justicia para Todos" con el apoyo de la organización Robert F. Kennedy Human Rights de EE.UU.”, expresó Domínguez.

 


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario