Viernes 21 de Septiembre, 2018
Actualidad

Elabore de forma adecuada un plan de marketing

Rita Castro Vargas
Jueves 13 de Septiembre, 2018

Dicen que lo que no se muestra no se vende, que es necesario contar los logros personales para que otros se fijen en el trabajo realizado, por ello es necesario que los pequeños empresarios monten un plan de mercadeo para, de esa forma, ir en la dirección correcta y no fracasar en el intento, como les pasa a muchos.

Plasmar palabras es sencillo, ideas de negocios a veces no tanto, aunque unos tienen más facilidad que otros.

Carla Cabalceta, Directora de Comunicación y Mercadeo de la Universidad Fidélitas, explicó que existen muchas definiciones, pero se puede decir que plan de mercadeo es una guía que le permite establecer claramente sus objetivos y conforme a ellos las acciones que debe desarrollar para que se cumplan los objetivos.

Inboundcycle.com dice que el plan debe tener cuatro capítulos:

  1. Análisis del mercado: dará una visión objetiva de la situación del negocio en comparación con los competidores. Esto te será muy útil para conocer cómo se puede diferenciar de ellos y en qué aspectos eres más fuerte y en cuáles debes mejorar. Aquí es indispensable el análisis FODA (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, recordando que las fortalezas y debilidades son factores internos, mientras que las oportunidades y amenazas son externos, es decir, dependen de otros).
  2. Objetivos: las metas a conseguir en un corto, mediano y largo plazo, deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y a tiempo, lo que se conoce como SMART.
  3. Estrategias a seguir: varían dependiendo del tipo de negocio y de los objetivos planteados, algunos ejemplos son: abrir una página web, perfil en Instagram, canal en YouTube, comprar una cámara profesional de fotografía y vídeo, etc.
  4. Revisión del trabajo realizado: hacer un repaso de cada una de las acciones permite un balance general, ver cuáles metas se cumplieron, determinar nuevos retos y observar en qué se está fallando.

Cabalceta coincide con lo anterior: “primero se realiza un análisis situacional externo (competencia, consumidores, contexto económico) e interno (diferenciación, productos, etc).  Luego de esto se pasa a la estrategia de mercadeo propiamente en la cual se definen los objetivos, que deben estar alineados a los corporativos”.

Añadió que se establece el posicionamiento y el mix de medios (producto, plaza, precio y promoción). Por último, se realiza el plan de acción donde se establecen las actividades, el objetivo y las fechas en que se estarán ejecutando, ahí se define el presupuesto y se pueden establecer KPIs para evaluar la función de mercadeo.

 

Cuidados

Según Cristian Bonilla Cruz, Director de Campus Creativo, ULATINA, un error muy frecuente es no tener claro los objetivos: “por lo cual, las acciones están desvinculadas de los mismos. Debe existir una conexión completa entre Gerencia General y Gerencia de Mercadeo para todas las acciones que sea hagan de comunicación apoyen al 100% los objetivos del negocio. Otro detalle es pretender que el plan de marketing solo aporte en posicionamiento de marca, dejando de lado la parte de ventas o comercial”, expresó.

Para Bonilla, la planificación nunca puede faltar, ya que todo debe hacerse previamente coordinado, es importante revisar el plan periódicamente para ajustarlo a las nuevas necesidades y tendencias que exige el mercado. 

 

Otros consejos

Dentro de este plan o de todos los planes a realizar, es indispensable un análisis de la competencia directa, ya que, en la buena teoría, el objetivo principal es ofrecer lo que ellos no, buscar ese elemento diferenciador.

Otra cosa a tener claros es el tipo de negocio y el público al que quiero llegar, pues las estrategias varían, si se abrirá un perfil de Facebook, que es la moda en este momento, hay que tener un cronograma de publicaciones, siempre darle contenido a la gente para que se enganchen con mi producto y/o servicio.

Cabalceta manifestó que un error frecuente es sobrevalorar el plan y empiezan a ejecutar acciones con alcances limitados, las cuales al final no contribuyen con los objetivos estratégicos; para ella, el plan de mercadeo trabajado de forma inteligente le ayuda a cumplir sus metas, nunca debe ser considerado como un mero trámite, ya que esa es la herramienta de trabajo en el año.

Aunque todas las partes del plan son importantes, considera que es de suma importancia la definición del segmento meta y el posicionamiento, ya que cuando se tiene claro esto, se implementan acciones mucho más efectivas.


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario