Primera Plana
Actualidad


Situación de la COVID-19 afecta salud emocional

Redacción Primera Plana | Lunes 1 de Febrero, 2021

Depresión y ansiedad por la pérdida del trabajo, la reducción de la jornada o por la convivencia 24 horas son algunos de los problemas que enfrentan los habitantes de nuestro país debido a la situación que provoca la COVID-19.

Así se desprende de la investigación “Salud mental y relaciones con el entorno en tiempos de COVID-19”, realizada por la Universidad Estatal a Distancia (UNED) y la Universidad Nacional (UNA), a estos factores también se une la vulnerabilidad socioeconómica.

El estudio señala que el impacto más serio lo está viviendo el 30.6% de la población que recibe, en promedio, menos de ¢450 mil como ingreso bruto familiar; el 40.3% de entre quienes perciben entre ¢450 mil a ¢550 mil; y el 45.2% con ingresos de entre ¢550 mil y ¢650 mil.

La investigación reveló que durante la pandemia, las principales preocupaciones que afectan la salud mental de las personas están relacionadas con los efectos del coronavirus en su estabilidad familiar, social y económica.

Otros datos

Al consultar a las personas sobre la forma en la que consideran que la pandemia ha afectado a los otros, destacan respuestas como pérdida de empleo (57.8%), sobrecarga de trabajo doméstico y tareas de cuido en el hogar, especialmente en el caso de las mujeres (47.1%); reducción de jornada laboral (44.9%), no poder pagar la casa (36.1%) y no contar con alimentación diaria (32.0%).

El 61.0% de la población presentó en octubre pasado alguna sintomatología depresiva, un aumento del 50% en términos absolutos, al compararse con los resultados obtenidos en marzo de 2020.

Un 74.6% de las personas expresaron sentirse más cansados de lo habitual desde que inició la pandemia, un 67.8% afirma que tiene dolor de espalda y cuello u otros dolores musculares, dolor de cabeza, respiración acelerada y molestias estomacales también son parte de los problemas de salud.

La investigación plantea que es necesario recuperar la sensación de control mediante la organización en el hogar, con la familia o en la comunidad. Es preciso fortalecer la idea de que, desde lo colectivo se mejora la posibilidad de reducir el impacto de la emergencia y su recuperación, para cuando falte empleo o no se puedan cubrir necesidades básicas, contar con solidaridad social y apoyo mutuo.

 

Agregar comentario

Comentarios