Miércoles 17 de Octubre, 2018
Actualidad

Teléfonos inteligentes: la herramienta del comunicador de hoy

Eduardo A. Bolaños Vargas *
Lunes 14 de Mayo, 2018
La imagen del periodista que cargaba en sus hombros una cámara fotográfica, una grabadora de audio con micrófono, cámara de video, una libreta y varios bolígrafos, parece ser cosa del pasado. Los teléfonos celulares inteligentes están ganando terreno gracias a sus múltiples funcionalidades. 
 
Si bien es cierto, las cámaras de los teléfonos celulares no alcanzan el nivel de calidad que pueden ofrecer las cámaras fotográficas o de video profesionales, su nivel es suficiente para una nota periodística que se grabe en medio de una situación en la que no se tienen las suficientes facilidades o personal de apoyo.  
 
Otras herramientas como aplicaciones de notas, grabación de audio, geolocalización, acceso a medios de comunicación, posibilidad de transmisiones en directo, calendarios, y búsquedas; hacen del teléfono inteligente un aparato imprescindible para el profesional en comunicación. 
 
Los orígenes del periodismo móvil
 
María Sánchez González, experta de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Málaga en España, afirmó en el III Congreso Internacional “Latina de Comunicación”, que una de las primeras experiencias de periodismo móvil, realizado por un medio de comunicación consolidado se dió el 17 de febrero del 2004, cuando el New York Times publicó en portada una fotografía capturada con el teléfono de un periodista que cubría un evento. 
 
Sánchez también mencionó que para el 2007, la agencia de noticias Reuters equipó a sus corresponsales con un celular que tenía teclado externo con tecnología bluetooth, micrófono digital y trípode adaptado al teléfono, como un kit básico para sus periodistas. 
 
En adelante, con la popularización de los teléfonos inteligentes, también se hizo posible el uso de tecnologías de geolocalización por medio de GPS, búsquedas por medio de Internet con la señal celular, e interacción con la ciudadanía y las audiencias directamente por medio de las redes sociales. 
 
En la actualidad, muchos medios de comunicación utilizan las redes sociales parta la cobertura inmediata de las informaciones, aprovechándose de herramientas como Facebook Live o Perioscope de Twitter, que generan audiencias grandes e inmediatas para las transmisiones en vivo, así como reglamentación inmediata. 
 
Telefonos y comunicadores
 
Primera Plana conversó con el periodista español Pedro de Alzaga, Fundador de www.cuartopoder.es, quien desde Madrid nos atendió vía WhatsApp para conversar sobre el tema. 
 
Para el comunicador la gran revolución del móvil está en la capacidad de transmitir información: "Enviar información,  transmitir una crónica o recibir instrucciones de la redacción desde casi cualquier sitio, ha supuesto un avance importantísimo para los periodistas, por mucho que ya se nos haya olvidado lo difícil que era hace apenas un par de décadas encontrar un teléfono, desde donde poder transmitir nuestro trabajo”, explicó De Alzaga. 
 
Comentó que el poder tener acceso a una conexión casi ubicua para la transmisión vía celular de cualquier tipo de información, hace que el periodista se sienta más seguro, y considera que se trata de un gran avance para el desarrollo de la prensa profesional. 
 
Sin embargo, De Alzaga también considera que, a pesar de los avances tecnológicos, en latinoamérica y otras regiones del mundo todavía no se tienen los recursos que se tienen en países desarrollados. Incluso indica que en su experiencia, que no es lo mismo el uso que se hace del celular en Costa Rica que en Honduras, o en Finlandia comparado con Grecia, y pone como punto de comparación las calidad de producciones que se observan el la plataforma de You Tube. 
 
Producción televisiva
 
El periodista es de la opinión que la producción de contenidos periodísticos de calidad siempre va a requerir de ciertas condiciones técnicas y humanas, pero los teléfonos son un apoyo ante la necesidad: "En el caso de la televisión, cabe aclarar que el mejor modo de grabar un reportaje es contar con un buen equipo, humano y técnico: un buen redactor, un buen camarógrafo, un buen técnico de sonido, un buen productor, una buena cámara, unos buenos micrófonos, un buen trípode... El móvil no debería usarse para sustituir a los buenos profesionales de la televisión sino para complementar su trabajo. No obstante, cualquier periodista, por el mero hecho de serlo, debe estar preparado para cubrir una información cuándo, cómo y dónde se presente, y ahí entra en juego el móvil, un pequeño aparato que ha conseguido que llevemos en un bolsillo la herramienta necesaria -que no suficiente- para hacer un trabajo periodístico audiovisual digno”, afirmó el comunicador. 
 
"Ya apenas somos conscientes de que llevamos en el bolsillo un dispositivo equipado con una cámara que tiene una calidad equiparable a la de las mejores cámaras profesionales de hace diez o quince años, una grabadora avanzada, programas para editar y postproducir el material grabado y -vuelvo a insistir- un sistema para enviar este contenido  audiovisual a la redacción. Tenemos en el bolsillo una máquina que hace solo diez años nos habría parecido prodigiosa. Una máquina que debería ser conocida a la perfección por los periodistas”, complementó De Alzaga.
 
El periodista, quién ha brindado cursos de este tema en varios países latinoamericanos, incluyendo Costa Rica, recalcó que en un momento en que la cultura audiovisual es tan importante en el mundo, los periodistas deberían demostrar capacidad para desarrollar más que simples videos; en este sentido, el profesional debe conocer cómo realizar encuadres correctos, iluminaciones, capturar adecuadamente el sonido, editar los contenidos para que la información sea relevante. 
 
“¿Cómo hacer que, cómo mínimo, lo más importante llegue a la redacción? Eso se consigue con un móvil, sí, pero también con una buena formación y experiencia periodísticas que nos aporten el criterio suficiente para reconocer lo más noticioso del asunto que estamos cubriendo. Y eso es mucho más difícil que aprender a usar cualquier móvil”, concluyó De alzada refiriéndose a la buena formación de los profesionales en comunicación con respecto al uso de las nuevas tecnologías. 
 
(*) Periodista Colper

Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario