Jueves 21 de Marzo, 2019
Comunicacion al día

Ética periodística a examen

Ronald Díaz V.
Primera Plana

Viernes 27 de Marzo, 2015

La construcción de un debate público y ciudadano por el derecho a una comunicación transparente, objetiva, veraz, de alta calidad, diversificada, confiable y responsable en el contexto actual costarricense es el propósito que persigue la creación de la “Cátedra de Ética y Responsabilidad Social de la Comunicación Alberto Cañas Escalante”.

La inauguración de la Cátedra, creada por el Tribunal de Honor y Ética del Colegio de Periodistas,  tuvo lugar el miércoles 26 de marzo en el auditorio Rogelio Fernández Güell, del Colper.

El acto contó con la presencia del presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera, los miembros del Tribunal, encabezados por su presidente Rigoberto Quirós, la presidenta en ejercicio del Colper, Patricia González y  Víctor Cañas Collado, hijo de don Beto Cañas, en representación de su familia.

La Cátedra propone como objetivo general el fomento y la apertura de espacios de reflexión, análisis, estudio e investigación sobre la ética y la responsabilidad social de la comunicación.

Llamado presidencial

El presidente Luis Guillermo Solís reiteró el interés de que se abra un gran debate nacional, liderado por el Colper, sobre la ética periodística. El proceso de discusión debería involucrar a congresistas, funcionarios del Poder Judicial, académicos, la Defensoría de los Habitantes y a los propios medios de comunicación. 

Según Solís, algunas preguntas razonables para la discusión son qué tipo de periodismo se hace en Costa Rica, cómo se resguarda la misión de los medios de informar y educar a la ciudadanía y de cuáles recursos disponen los medios para evitar la publicación de notas basadas en la especulación.

Considera necesario el presidente Solís que discuta sobre cómo concilian los medios la calidad de la información con la competencia por la primicia o el rating en tiempos en donde la tecnología exige la comunicación de los hechos en tiempo real.  

Asimismo, el mandatario aprovechó el marco de presentación de la Cátedra para anunciar que el ejecutivo presentará en el corto plazo un conjunto de reformas normativas necesarias para fortalecer la libertad de expresión en Costa Rica.

Los ejes de estas propuestas incluyen la revisión de la legislación penal para resguardar a los ciudadanos y medios de comunicación que planteen denuncias, incluida la regulación de la “cláusula de conciencia”, la cual garantiza al periodista ejercer su profesión sin verse forzado a actuar en contra de sus principios.

El Ejecutivo buscaría fortalecer el acceso a la información en materia de interés público. “Respetamos de manera categórica  las resoluciones que al respecto han emanado de las dependencias judiciales”, dijo Solís quien consideró necesario que la ley garantice y tipifique con toda claridad el derecho a esa información.

Las reformas garantizarían también que la publicidad estatal no sea utilizada como mecanismo de premio o de  castigo. Por eso la propuesta va dirigida a garantizar que la pauta se distribuya de forma equitativa y democrática.

Según anunció Solís, el proceso será supervisado por la Relatoría de la Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) para tranquilidad de la ciudadanía y de los propios medios de comunicación. 

Enderezar el camino

“Costa Rica requiere retomar el camino correcto, el de la práctica moral y ética , el camino de la transparencia y la rendición de cuentas de todos y cada uno de los ciudadanos en todos los campos del quehacer social”, manifestó Rigoberto Quirós, presidente del Tribunal de Honor y Ética del Colper.

Según propone la Cátedra, el compromiso con los derechos humanos y libertades es fundamental. “Debemos reconocer a las persona su plena condición de ciudadanos y no solo consumidores o usuarios de tecnología y servicios”, dijo Quirós.

“No podríamos estar más de acuerdo con esa necesidad vital”, concordó la presidenta en ejercicio del Colper, Patricia González, en relación con los objetivos que persigue la Cátedra. González enfatizó  el valor de la ética en el ejercicio de cada una de las profesiones representadas por el Colper, y sin la cual el trabajo realizado carecería de utilidad alguna.

La Cátedra lleva el nombre de Alberto F. Cañas Escalante como un homenaje permanente a la fructífera vida y aportes del periodista, considerado por muchos como la figura más destacada de Costa Rica en la segunda mitad del Siglo XX y principios del XXI.


 


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario