Comunicacion al día

Sinart contará con un defensor de sus audiencias

Ronald Díaz V.
Primera Plana

Jueves 2 de Febrero, 2017

El Sistema Nacional de Radio y Televisión (Sinart) se convertirá en el primer sistema de medios de comunicación del país en crear la figura de la “Defensoría de las audiencias”.

Con la creación de esta figura de autorregulación ética, los ciudadanos podrán presentar quejas y sugerencias cuando consideren que los programas y las informaciones emitidas a través de Canal 13, Radio Nacional y los medios digitales del Sinart, violenten de algún modo su derecho a la información o los derechos de individuos o grupos sociales.

Las personas con discapacidad también se verán beneficiadas con la labor de esta instancia, pues parte de sus funciones es velar porque los contenidos de los programas sean accesibles para esta población mediante los servicios de subtitulado, audiodescripción y lenguaje LESCO.

Asimismo, se vigilará que no se reproduzcan materiales discriminatorios en contra de las mujeres o las personas adultas mayores.

El Sinart anunció que pronto abrirá un concurso público para elegir al Defensor o Defensora de las Audiencias, iniciativa que va de la mano con la firma de un convenio entre esta institución y la Defensoría de los Habitantes de la República (DHR).

El Estado ya no puede abstenerse de participar en los procesos comunicativos. — Giselle Boza, coordinadora de Proledi

Respeto a las minorías

La alianza se selló la mañana del 1 de febrero, en conferencia de prensa realizada en las instalaciones de la DHR, y tiene como fin garantizar un enfoque de Derechos Humanos que incorpore en la programación de los medios de servicio público el lenguaje inclusivo y la comunicación libre de todo tipo de discriminación.

La DHR acompañará al Sinart en  la construcción de un Reglamento de Programación y un Manual de Estilo (primero en la historia de la institución). Brindará además capacitación a los equipos periodísticos y de producción de contenidos.

La Defensoría ofrecerá asesoría para la regulación del tratamiento de informaciones relacionadas con temas considerados como “sensibles”; por ejemplo, igualdad y equidad de género, migración, personas con discapacidad, población LGBTI, niñez y adolescencia, y la cobertura de desastres.

“Para nosotros es importante dar un salto cualitativo en la programación y esa calidad debe, necesariamente, ir de la mano con el respeto de todos los derechos de las personas por medio de programación libre de cualquier tipo de discriminación”, dijo Mario Alfaro, presidente ejecutivo del Sinart.

Alfaro también adelantó que están trabajando en un proyecto de reforma de la Ley orgánica de la institución que garantice la independencia de los medios de servicio público. “Los medios del Sinart son estatales y no gubernamentales”, enfatizó.

Estamos trabajando para garantizar la independencia de los medios de servicio público — Mario Alfaro, presidente ejecutivo del Sinart

Un modelo a seguir

Por su parte, la Defensora de los Habitantes, Monserrat Solano, recalcó que los medios de comunicación públicos están llamados a convertirse “en un modelo a seguir”, con la igualdad y la no discriminación como principios de base para hacer efectivo un enfoque real de respeto a los derechos humanos.

“La invisibilización de las grandes desigualdades de grupos, sectores, poblaciones y colectivos en relación con el goce y disfrute de cualquier derecho, pone el desafío que tenemos como sociedad ante el compromiso de avanzar en la erradicación de todas las formas de violencia”, dijo la defensora. 

Giselle Boza Solano, coordinadora del Programa de Libertad de Expresión, Derecho a la Información y Opinión Pública (PROLEDI), abrió la conferencia de prensa con una disertación en donde resaltó la importancia de este convenio, el cual, dijo, “responde a desafíos muy importantes que tienen las sociedades democráticas de hoy para la promoción de los derechos humanos desde la comunicación social”.

Boza habló del derecho a la comunicación como un derecho más amplio del derecho a la libertad de expresión y sobre el papel que debería jugar el Estado en la coyuntura actual.

El Estado –asegura- debe de intervenir, no para ejercer censura previa ni para controlar a los medios de comunicación, sino para garantizar procesos de comunicación más democráticos, más plurales, más diversos,  participativos e incluyentes.

Según Boza, los sistemas mediáticos del país tienen gran cantidad de voces excluidas y silenciadas y procesos de comunicación concentrados en pocas manos.
 


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario