Tipo de CambioCompra Venta
USD $ / CR ¢ 588.41594.97
EUR € / USD $ 0.00
Fuente: BCCR
Primera Plana
Comunicacion al día


SIP pide vigilancia sobre ley de radio y televisión

Ronald Díaz V. Primera Plana | Jueves 7 de Mayo, 2015

Un foro sobre el estado actual de la libertad de prensa en Latinoamérica y Costa Rica fue aprovechado por representantes de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) para fustigar las legislaciones de prensa de Ecuador y Venezuela y hacer un llamado a vigilar el proceso de actualización de la legislación costarricense en esta materia. 

La cita tuvo lugar ayer martes 6 de mayo en el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH) y fue organizada en forma conjunta por el IIDH, el Colegio de Periodistas de Costa Rica (Colper), el Instituto de Prensa y Libertad de Expresión (IPLEX) y la Embajada de los Estados Unidos.

Gustavo Mohme, presidente de la Sociedad Interamerican de Prensa (SIP) calificó de “dramáticas” las condiciones extremas en que se ejerce el periodismo en países como Ecuador y Venezuela, así como los crímenes cometidos contra periodistas en México y Honduras.

Según la organización Reporteros sin Fronteras, México es el país latinoamericano más mortífero para la prensa en los últimos años. Honduras también está presente en la lista de países más peligrosos para ejercer el periodismo con 23 reporteros asesinados desde el 2003 y la cifra sigue en aumento.

Mohme ve esta situación como un franco deterioro y retroceso para la libertad.

Proyecto polémico

Su colega Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, centró su exposición en el fallido borrador de proyecto de Ley de Radio y Televisión impulsado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones.

Paolillo aclaró que luego de haber sostenido una conversación con el presidente Luis Guillermo Solís y su ministro de Comunicación, Mauricio Herrera, sentía tranquilidad pues el mandatario aseguró a la SIP que su gobierno no respaldaría ningún proyecto de ley que significara un retroceso en materia de libertad de expresión y prensa.

Sin embargo, dijo Paolillo, las ideas “podrían seguir rondando por ahí”, y por eso recomendó una actitud de vigilancia. Posteriormente desmenuzó uno a uno los artículos de esta ley y fue enfático en subrayar las falencias y amenazas que contenía.

Al final de las exposiciones el ministro Herrera aprovechó el foro para leer artículos de la ley vigente que significan una “mordaza” a la libertad de expresión y prensa, e hizo hincapié en que durante décadas ninguna cámara empresarial, ni ningún otro grupo de la sociedad se manifestó al respecto.

Recalcó que el gobierno de la República ya envió a la Asamblea Legislativa un proyecto para derogar esos artículos.

Durante la cita con los delegados de la SIP el presidente Solís  firmó la Declaración de Chapultepec, con lo cual selló su compromiso de que ninguna ley o acción de su gobierno será obstáculo o limitará de ningún modo la libertad de expresión y prensa.  

Mohme citó como signos positivos la apertura de Cuba con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con los EE.UU., algo que facilita la discusión del tema de los derechos humanos en la isla y algunos muestras de mejoría en las condiciones para ejercer el periodismo en Colombia.

No obstante, la organización Reporteros sin Fronteras (RSF) y la Federación Colombiana de Periodistas (FECOP) han registrado dos asesinatos y un intento de asesinato de periodistas en ese país suramericano. Para RSF Colombia también figura como uno de los países más peligrosos del continente americano para ejercer la profesión periodística.

Otros participantes del foro fueron Joseph Thompson, director ejecutivo del IIDD, Alexis Sullivan, Consejera de Prensa y Cultura de la embajada de los EE.UU. y Paul Rueda, magistrado de la Sala Constitucional de Costa Rica.  

Thomson destacó que la labor del periodista no puede ser comparada con otras profesiones. “No es solo un trabajo remunerado, sino que encarna la libertad de prensa y por ende cualquier restricción ilegítima a su labor puede terminar constituyendo una violación a la libertad de expresión”, expresó.

Agregar comentario

Comentarios