Viernes 22 de Marzo, 2019
Comunicacion al día

"La independencia es la mejor manera de ser honesto para con los espectadores"

Soledad Mena
Primera Plana 

Miércoles 24 de Septiembre, 2014

"La dependencia de la independencia. Un camino hacia la pantalla" es el título de la conferencia dictada por el cineasta cubano Lester Hamlet Veira en el I Congreso de Comunicación. 

Para el director cubano, una película independiente es aquella que se ha producido fuera de los grandes estudios cinematográficos para tratar temas controvertidos que habitualmente están fuera del circuito comercial. En Estados Unidos esta definición aplica para una película que se ha filmado con actores que no pertenecen al sindicato profesional.

Según Hamlet, cine independiente no tiene que ser sinónimo de cine no comercial, y prueba de ellos son grandes éxitos comericales como Indiana Jones y el arca perdida, Blade Runner, Scarface y  ¿Quién engañó a Roger Rabbit?.

Tal es el éxito y repercusión de algunos títulos con la etiqueta de "independientes", (es el caso de filmes como Memento, Entre copas, Ciudad de Dios, Mi vida sin mí, Pequeña Miss Sunshine o Magnolia), que hoy en día las grandes productoras venden estas películas con el sello de género independiente y el número de festivales de cine dedicados a esta tipología de filmes ha prolificado en los últimos años alrededor de todo el mundo.

Ciñéndose al caso cubano más concretamente, el cineasta cubano explicó que en el último lustro es cuando más cine se ha producido, así como también ha sido el periodo en el que menos se ha proyectado cine nacional en las salas de Cuba. "¿Y de qué nos sirve hacer una película si no hay nadie que la vea?", cuestionó. 

"Me gusta pensar que todo el cine producido en Cuba es independiente, elaborado dentro de una dependencia artística facilitada por la inexistencia de grandes distribuidores que formen parte del circuito programación y que cuenta con el cineasta Humberto Solaz (Lucía, El siglo de las luces) como inspiración y pionero en la producción cinematográfica cubana.

El año 2005 supuso un punto de inflexión en la producción de cortometrajes en Cuba. A partir de esa fecha surgió una corriente en la que el nexo común es el abordaje de manera reivindicativa de los aspectos más controvertidos de la realidad cubana: travestismo, burocracia, censura.

El final de la charla se centró en los trabajos personales del Sr. Hamlet: Casa Vieja, dirigida por él en el año 2010 de manera independiente, con un equipo total de 15 personas que trabajaban como pluriempleados. "Sólo el fotógrafo podía dedicarse exclusivamente a las fotografías", contó.

El conferencista valoró como puntos ventajosos de la producción independiente que ofrece mayor libertad para dar salida a proyectos bellos, más artísticos; la posibilidad de ser crítico con los poderes políticos y la facilitación de nuevas áreas de reflexión sobre lo inmediato. Aprovechó la ocasión para manifestar que Cuba y Costa Rica "necesitan una ley de cine que defina y establezca el marco de actuación para avanzar en nuestra cinematografía".

"El cine independiente es una alternativa para escapar de los temas manidos, para enseñar el alma y demostrar quién es uno. Creo que la independencia es la mejor manera de ser honesto para con los espectadores", concluyó el conferencista.


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario