Martes 22 de Enero, 2019
Contorno

Educación es fundamental para reducir la línea de pobreza

Rita Castro Vargas
Jueves 13 de Diciembre, 2018

Personas subempleadas, aumento del empleo informal y trámites excesivos para poder acceder a los programas de estudio del Estado fueron parte de los temas tratados en el taller “Cuando vivir con $2 es todo un desafío”, organizado por la Red de Comunicadores Responsables del Consejo Consultivo Nacional de Responsabilidad Social y el Colegio de Periodistas de Costa Rica y Profesionales en Comunicación.

Como invitados especiales estuvieron Natalia Morales Rojas, Coordinadora del capítulo de “Equidad e integración social” de los Informes Estado de la Nación y José Aguilar Berrocal, director ejecutivo de Horizonte Positivo y presidente de Acción Joven.

Morales comentó que tradicionalmente la desigualdad se asocia con educación o género, pero mucho tiene que ver con el trabajo que la persona realiza, aseguró que el mercado no ofrece suficiente oportunidad de empleo y que pocas personas se integran al mismo.

“El desempleo ataca principalmente a los jóvenes, la gran mayoría solo encuentran puestos informales, las mujeres siguen teniendo los mayores problemas de inserción laboral. De acuerdo con las estadísticas, uno de cada tres niños y adolescentes está en la línea de pobreza”, indicó Morales.

De igual forma, declaró que el programa Puente al Desarrollo es de gran ayuda, pero se necesita un crecimiento económico sostenido y una mejor distribución de la riqueza.

Para José Aguilar Berrocal, nuestro país goza de una cobertura universal en servicios de salud y protección social. La educación es vital para salir de la pobreza, ya que una persona que concluyó sus estudios tendrá más posibilidades de encontrar un trabajo de calidad o de formar su empresa, pero es necesario tener programas de estudio más accesibles y los requisitos no sean tan exagerados.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), a julio de este año se contabilizan 1 142 069 pobres en el país, solo un 0.76% trabajan, el ingreso promedio por hogar es de ¢211 656 y la tasa de desempleo abierto es de 23,3%.

 

Caso de éxito

El ataque de la pobreza no es solo tarea del gobierno, también las empresas privadas pueden aportar su contribución, como la Asociación Solidarista de Empleados de Holcim Costa Rica (AseGrupo Holcim). Ana Cristina Mejía, funcionaria de dicha organización, explicó que gracias a un diagnóstico realizado a sus asociados, se detectaron 90 familias en situación de pobreza, algunos de sus colaboradores no habían completado sus estudios y sus hijos iban por el mismo camino, a quienes becaron.

Sus familias gozaron del beneficio de médico de empresa, además se creó un programa de refundación de deudas, también uno relacionado con vivienda, incluso inauguraron un condominio de interés social en Alajuela y buscan desarrollar otro en Cartago.

 


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario