Primera Plana
Tipo de CambioCompra Venta
USD $ / CR ¢ 563.46570.32
EUR € / USD $ 0.00
Fuente: BCCR
Contorno


Jornada analizó valores éticos

Rita Castro Vargas | Miércoles 19 de Febrero, 2020

Tener la capacidad de conocer la delgada línea entre crítica y burla, así como tener un balance en sus informaciones, fue parte de lo visto en la Jornada de reflexión “La construcción de una agenda ética para la Costa Rica del Bicentenario”, organizada por el Tribunal de Honor y Ética del Colegio de Periodistas de Costa Rica y Profesionales en Comunicación (Colper).

Patricia Gómez Pereira, vicepresidenta de la Junta Directiva del Colper, expresó que la institución tiene el compromiso de generar los espacios de reflexión, discusión y análisis necesarios, así como toda aquella acción que promueva la sana convivencia y el dialogo social constructivo, para que los actuales y futuros agremiados se nutran de estos insumos.

“El Colegio debe ser fuerte para defender a sus profesionales y reforzar el principio de la cláusula de conciencia, para que los medios de comunicación tengan conocimiento, que los comunicadores están protegidos por una cláusula de conciencia, que lo obliga a no aceptar y a revelarse sobre aquellas imposiciones de sus jefes en contra de sus principios morales y éticos, consignados en el presente código o que formen parte” del comunicador como persona”, comentó Gómez.

En su discurso, Juan Carlos Chavarría Herrera, director del Departamento de Participación Ciudadana de la Asamblea Legislativa, recordó el tema que planteó la magistrada Rocío Rojas de intervenir las llamadas de los periodistas para conocer qué funcionarios del Poder Judicial son sus informantes; Chavarría manifestó que ese proyecto atenta contra el trabajo de la prensa.

Patricia Gómez, Vicepresidenta de la Junta Directiva del Colper

 

 

Delgada línea

La conferencia inaugural estuvo a cargo del comunicador social Joaquín Trigueros León. De acuerdo con el experto, algunos estudiosos del tema señalan que no es posible enseñar ética a las personas, sin embargo, él difiere de esta posición.

Habló del caso del semanario francés Charlie Hebdo, cuya línea editorial era sátira y en enero de 2015, un grupo de terroristas ingresó a su redacción y asesinaron a 12 personas.

Uno de los sobrevivientes, Philippe Lançon, escribió un libro narrando el hecho: “él contaba cómo en las reuniones editoriales se burlaban de las personas y de ciertas situaciones, después del ataque, comenzó a ver el mundo con otros ojos. Existen ciertos límites en cuanto a crítica se refiere”, aseveró.

Respectos a los comunicadores, expresó que la ética debe ser una de las virtudes del profesional, ya que terminamos siendo lo que informamos; es muy importante ser amables, evitar entrar en polarizaciones, alejarse de las noticias falsas. Asimismo, recordó que los comunicadores impactan sobre los demás y que la reputación es fuente de prestigio, por lo que es necesario generar confianza en los demás.

 

Agregar comentario

Comentarios

Videos

STOP: dejando el adultocentrismo