Tipo de CambioCompra Venta
USD $ / CR ¢ 581.18587.81
EUR € / USD $ 0.00
Fuente: BCCR
Primera Plana
Criterium


El futuro de la televisión (II parte)

Alfredo Sánchez Montero | Martes 22 de Enero, 2019

El internet ha provocado una revolución tecnológica y editorial en la mayoría de las salas de noticias de los medios tradicionales de comunicación en todos los rincones del mundo.

La mayoría de las estaciones de televisión en los Estados Unidos restructuraron su línea de trabajo para lograr producir simultáneamente su contenido televisivo y su versión para plataformas digitales.

En la actualidad, es común encontrar en las salas de noticias productores digitales cuya función es mantener a diario el contenido no solo en su sitio digital, sino también en sus aplicaciones y sus redes sociales. De acuerdo con el Departamento del Trabajo en los Estados Unidos, el salario promedio anual de un productor digital este país (Estados Unidos) está por encima de los 50.000 dólares.

Nielsen recientemente anunció que ha comenzado a medir la audiencia en diferentes plataformas digitales y aplicaciones.    

Paralelamente, departamentos de periodismo en la mayoría de las universidades americanas ofrecen programas de estudios de producción digital con énfasis en contenido exclusivo para el Internet.

 

Cambios en la labor periodística

La imagen del periodista de televisión ha cambiado. Los tiempos donde el periodista era visto casi como una celebridad han llegado a su final.

La vieja rutina donde el periodista televisivo salía en busca de la noticia acompañado de un camarógrafo, un operador de una unidad en vivo y hasta un asistente de sonido ya no tienen cabida en esta industria. 

Empresas televisivas se concentran en la búsqueda de profesionales dispuestos a grabar, escribir, editar y presentar su material. En muchas ocasiones se les exige también ser los operadores de sus propias intervenciones en vivo.

Estos periodistas modernos o profesionales de multimedios también deben de poseer un vasto conocimiento de cómo funcionan las redes sociales. En especial, el saber utilizarlas no para ofrecer su material de forma gratuita, sino para atraer a los usuarios a los sitios digitales de sus compañías.  Ya es costumbre exigir a los informadores a realizar intervenciones en vivo desde sus redes sociales para promover sus historias y los noticieros donde intervendrán.

Un periodista recién graduado de la universidad o un informador con varios años de experiencia que no posea estos conocimientos digitales verán de forma reducida sus oportunidades de obtener un empleo en una estación de televisión. 

El poder de la “imagen” por encima de la “palabra escrita” continuará forjando los principales cambios de la labor periodística en las salas de noticias modernas. 

Irónicamente, ante la convergencia del Internet, otros medios de comunicación como la radio y los periódicos también exigen a sus periodistas cambios similares en la forma de producir su contenido noticioso. Un periodista de un periódico o una estación de radio deben de producir un producto noticioso similar al periodista televisivo.

 

Cambios editoriales

Las exigencias de una audiencia que sobrevalora el acceso rápido a la información han provocado un cambio en las decisiones editoriales de las salas de noticias en muchas partes del mundo. Como consecuencia, noticieros como CNN o FOX News han desechado los formatos tradicionales de noticias extensas a favor de formatos con notas cortas y el uso de expertos en sus emisiones que emiten su opinión sobre temas del momento. 

La segregación de la audiencia, la tecnología que facilita el manejo de información y la preferencia del televidente por inmediatez ha provocado una clara tendencia entre estas cadenas televisivas por enfatizar su habilidad de actualizar noticias de último momento en sus plataformas digitales aún antes de que se actualice sus emisiones televisivas.

Con la llegada de CNN en 1984, se aceleró una segregación de la audiencia y la proliferación de expertos en sus programas de televisión para llenar el vacío de 24 horas de noticias. CNN, MSNBC, FOX News dependen considerablemente de estos expertos que inundan como sus opiniones el lugar que debería de llenarse con eventos noticiosos.   

Desde el punto de vista financiero estos “talking head”, como se les conoce en inglés, son una solución al alto precio de producir noticias.  Estos programas de opinión son fáciles de producir y su costo es menor que el de producir un noticiero tradicional. Sin embargo, esta dinámica ha borrado la línea entre lo noticioso y lo que es opinión.

 

El futuro

El futuro de la televisión es claro: “live-streaming” o el acceso de contenido en demanda. Este contenido en demanda debe ser fácilmente accesible por  medio de los teléfonos inteligentes, las computadoras personas o televisores con acceso al Internet.  

Recientes estudios dejan claro este panorama; Nielsen estima que solo el 7% de los consumidores en la actualidad está observando televisión en vivo.

Por el contrario, personas entre los 13 y los 34 años consumen más de una hora diaria en frente de una pantalla de televisor, computadora o teléfono inteligente observando programación siempre y cuando tengan acceso al Internet.

La práctica de observar televisión continuará desapareciendo. Por ejemplo, la empresa Apple genera casi cinco veces mas ganancias vendiendo IPhone, IPads y IPod que con la venta de computadores.  En el “Apple store” se ofrecen más de 1,5 millones de aplicaciones.

En el mes de noviembre, Facebook llegó a un acuerdo extrajudicial con la compañía ZuniMax lo cual allanó el camino para la compra definitiva de la Oculus Rift, una compañía dedicada a la generación de realidad virtual.

Facebook recientemente lanzó al mercado su producto Portal; el cual según expertos es un intento para controlar la nueva Internet semántica, donde los comandos verbales controlarán varias aplicaciones.

Desde que la empresa Netflix, con casi 70 millones de subscritores a nivel mundial, comenzó a producir su propio contenido en el 2013, se confirmaron las preferencias mundiales para el consumo de contenido en demanda.

Empresas noticiosas como NBC, CBS, FOX y ABC ya ofrecen sus noticieros en demanda. El sitio de Internet MarketingCharts.com condujo en el 2015 un estudio donde preguntó a 1,210 personas entre las edades de 16 y 74 años, quienes observaban al menos 5 horas de televisión semanales, cuáles eran sus razones por la cuales observaban televisión en demanda.

Su principal respuesta fue la conveniencia de poder elegir no solo el contenido sino también el horario.

 

Propiedad de canales de televisión

En la actualidad, cualquier empresa puede ser dueña de un numero ilimitado de estaciones de radio y televisión.

De igual forma, empresas telefónicas pueden competir en la industria televisiva.  AT&T recientemente compró DIRECTV y la nueva empresa controla cerca del 26% de la industria del cable.

Otra de las principales empresas de la televisión por cable, Comcast, compro en el 2009 la mayoría de las acciones de la cadena NBC. Además de sus canales televisivos, sus usuarios tienen acceso al Internet, líneas telefónicas y vigilancia virtual de sus casas.

En la actualidad, la principal preocupación es que estos conglomerados de la telecomunicación  es que limiten las opciones noticiosas. Estas empresas aseguran que sus adquisiciones son necesarias para ayudar a las empresas noticiosas a generar ganancias en un ambiente donde a diario pierden mas televidentes.

 

 

Agregar comentario

Comentarios