Miércoles 12 de Diciembre, 2018
Criterium

La evolución de la Misión, Visión e Imagotipo del Colper

Allan Trigueros Vega *
Miércoles 28 de Noviembre, 2018

Hace varios meses, cuando la actual Junta Directiva del Colper contrató a la empresa CEDESO para la elaboración de un plan quinquenal, que fijara el norte de nuestra organización para el logro de la sostenibilidad financiera, y así enfrentar y mitigar adecuadamente los cuatro años de déficit contable que arrastraba, una de sus recomendaciones fue ajustar la Misión y Visión. La recomendación de los asesores  fue clara y precisa: “cuando las organizaciones cambian, hay que ajustar su misión y visión”.

El argumento a esta recomendación descansa en que el Colper no es la misma institución de hace décadas atrás; su entorno económico, social y perfil de agremiado ha cambiado.

Hoy nuestra institución es conformada por un 73% de mujeres, se concentran entre los 35 a 45 años de edad, y no solo son periodistas, sino también relacionistas públicos, publicistas, diseñadores gráficos y productores audiovisuales. De la máquina de escribir, lapicero y papel utilizados en 1969, año de fundación de este Colegio, pasamos en este milenio a la era digital con celulares inteligentes, tablets y redes sociales.

A veces, la misión, a pesar de permanecer clara, puede perder relevancia en relación con las nuevas condiciones del entorno; otras pueden ser menos clara a medida que la organización crece y añade nuevos servicios y mercados, ejemplo de ellos son los servicios legales, el Oficentro que este año incorporamos y la clínica de servicios médicos “in house” y la página colper.shop que próximamente inauguraremos.

Pero cuándo o cuál es el momento  para renovar la misión y por consiguiente la visión. Nuestros asesores mencionaron a Peter Drucker, uno de los principales artífices de la administración moderna, que consideraba  que si las respuestas a varias preguntas como ¿Cuál es nuestro negocio?,¿Cuál es nuestro cliente? ¿Cuál es el valor esperado por el cliente? y ¿Cuál debería ser nuestro negocio? son diferentes a las de hace algunos años atrás, entonces es momento de hacer cambios en la declaración o manifestación duradera del objeto, propósito o razón de ser de la organización.

Nos quedó claro que al modificar la misión cuando el entorno cambia, en muchas ocasiones era necesario también ajustar la visión, basado en algunas recomendaciones de administradores exitosos como Eric Ries, un conocido emprendedor de Silicon Valley, que afirmaba que la clave para lograr el éxito en una organización es tener la capacidad para cambiar la visión cuando sea necesario, frente a las circunstancias que lo ameriten, por consiguiente, el objetivo al que el propio Colegio espera llegar en un futuro puede cambiar según sus planes y aspiraciones y demandas de agremiados.

Si cambiamos la misión y la visión, entonces, cuándo se debería cambiar la marca, ese isotipo o imagotipo que hemos apreciado por muchos años. Esta pregunta también obtuvo respuesta de expertos.  Los cambios en el logo deben aplicarse cuando el diseño es muy complejo o mal visualizado, cuando la institución ha cambiado (entiéndase cuando ha cambiado, misión, visión, mercado) o cuando el logotipo no está actualizado y no es capaz de comunicar adecuadamente la identidad de la organización. Lo anterior aplicaba al logo del Colper, con el mapa de Costa Rica y la pluma de ave.

El recuento de las razones de los ajustes aplicados a tres herramientas de identidad del Colper, misión, visión e imagotipo, son más que justificados, aunque, como dijo   el Premio Nobel de literatura, Anatole France, “Todos los cambios, aún los más ansiados llevan consigo cierta melancolía”.

 

 


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario