Criterium


Reputación digital hoy

Andrea Rojas Ávila* | Jueves 5 de Marzo, 2020

Un término que sin duda alguna está en auge, y en boca de muchas personalidades, a pesar de que pocas veces profundizamos en lo que realmente significa, y en lo que puede desencadenar si lo descuidamos, en fin, el concepto por sí mismo esta subvalorado, para empezar es importante recordar que siempre hay que tener congruencia entre lo que se dice y se hace, y nos van a señalar por ambas.

El mundo digital es prácticamente una realidad paralela, basta dar una “vuelta” un par de minutos por las redes sociales, para darnos cuenta que es un universo distinto, y como no nos podemos aislar de eso, pues hay que prestarle bastante atención, si nos queremos diferenciar. Y es que ahora si no estamos sumergidos en ese mundo no somos nada, para no ir tan lejos, no somos nadie sin un correo electrónico y aunque suene para muchos cosa asombrosa, he conocido personas que no lo tienen, ahora bien, a los que nos tocó vivir al otro lado de la digitalización, y donde toda la información vuela a la velocidad de la luz, es cuando más cuidadosos debemos ser, tanto a nivel personal como profesional.

Uno de los activos más importantes que tenemos es nuestra imagen y como la desarrollemos determinará la reputación con que seamos percibidos, en mi caso cuando requiero algún servicio profesional, primero investigo, busco referencias y comentarios en la web, incluso de último comentarios de personas conocidas y a partir de eso tomo una decisión, es ahí donde la reputación digital tiene un papel trascendental en nuestra era, y la imagen un papel diferenciador.

Para describirlo de una forma más simple,  somos lo que publicamos y aun mejor, lo que publican de nosotros,  si queremos que se denote nuestra opinión, o inclinación sobre cualquier tema, básicamente lo comentamos en internet, es importante  tener en cuenta que si en algún momento se hacen comentarios fuera de tono, doña internet mantiene una memoria muy amplia y esos mensajes quedarán circulando, y en cualquier momento se pueden usar en nuestra contra, sobre todo si debemos sujetarnos a normas de comportamiento establecidas si somos figuras públicas, como ha venido sucediendo, por decirlo de una manera coloquial, no vaya a ser que nos saquen trapos sucios. 

Ahora bien, la reputación digital es diferente a la imagen de marca, aunque ambas van de la mano, la reputación no podemos controlarla, y dependerá de nuestro comportamiento y de cómo seamos percibidos, aunque la imagen haya sido estudiada y planificada.

Si tenemos imagen digital, sin reputación, no existimos, así de simple, como lo dice un principio de la publicidad aunque a veces no lo comparta al 100% hay que hacer que se hable de nosotros o de nuestro producto bien o mal, pero que se hable, es ahí donde se empieza a generar la reputación, y con ella las cartas bajo la manga para hacerle frente a posibles opiniones negativas, escándalos y crisis. 

Hay varios factores que debemos tener en cuenta cuando empezamos a gestionar nuestra reputación, y es que lo que compartimos y con quien compartimos, determinará como seamos percibidos, algo así como dime con quién andas y te diré quién eres.…

La reputación no se crea en un par de meses, ya lo dijo Warren Buffet: “Se necesitan 20 años para construir una reputación y 5 minutos para arruinarla”, y en medios digitales se logra esta premisa en cuestión de segundos, generar credibilidad es el activo más importante para una compañía o persona, y por la cual ante un evento desafortunado podemos ser salvados o sepultados, no vaya a ser que por un ataque al hígado, tiremos por la borda años de trabajo.

 

*Vocal II de la Junta Directiva del Colper

Agregar comentario

Comentarios

Notas Relacionadas

Preguntar y entrevistar: una misión de respeto En casa de herrero no puede existir cuchillo de palo De cara a la segunda ronda… “Que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan” Alvarado vs. Alvarado
Tipo de CambioCompra Venta
USD $ / CR ¢ 563.46570.32
EUR € / USD $ -
Fuente: BCCR