Primera Plana
Criterium


“Reto Aceptado” – Otro ejemplo de los peligros de lo viral

Adrián Bustamante | Martes 28 de Julio, 2020

En los últimos días, hemos visto que muchas personas en redes sociales publican fotografías en blanco y negro con la frase “Reto aceptado” y si un amigo o seguidor le da clic en "me gusta" a la curiosa fotografía en blanco y negro, aparecerá un mensaje: "Hola. Al darle me gusta a mí foto has aceptado el reto. Tendrás que subir una foto tuya en blanco y negro. Vamos a llenar Facebook (o Instagram) de fotos contra el cáncer (o apoyando a personas enfermas de COVID o apoyando a las mujeres)", dice el texto de parte del usuario que había publicado la foto.

Las palabras “cáncer” o “apoyo a enfermos de COVID” o “eres especial y por eso te escogí para apoyar a las mujeres”, logra sensibilizar a muchos usuarios, los cuales publican en sus perfiles dichas imágenes. Desde ese momento inmediatamente algunos continúan la “cadena” “aceptando el reto” y publican su foto en blanco y negro con el mensaje “reto aceptado”.

Pero, ¿esto es tan solo una campaña de apoyo o qué hay detrás de ello? ¿Cómo, cuándo, dónde y por qué surgió?

A simple vista parecería inofensivo, pero lo que no saben es que detrás de esta cadena aparentemente solidaria, se encuentra una sofisticada maquinaria de recolección de datos que los cibercriminales usarán.

Hay registros de que este reto viral (de la foto en blanco y negro) circuló en otros países como EEUU, España y Perú desde alrededores del año 2013 (y posteriormente regresó entre el 2016 y 2017), el objetivo de esta petición de reenvío va desde captar información de los

 

usuarios y crear bases de datos, hasta realizar posteriores campañas de spam, difundir información falsa y realizar estafas.

El “Reto aceptado” es el último ejemplo de los mensajes conocidos como «hoax» que se aprovechan de la sensibilidad de los usuarios (enfermedades, causas humanitarias, apoyo entre género, etc.). Su verdadera intención es conseguir datos de los usuarios, congestionar servidores o hasta hacer perder dinero al receptor.

Los hoax (mistificación, broma o engaño), son mensajes con falsas advertencias de virus, o de cualquier otro tipo de alerta o de cadena (incluso solidaria, o que involucra a nuestra propia salud), o de algún tipo de denuncia, distribuida por correo electrónico. Hay registros de circulación de hoax en general desde el año 1998. Su común denominador, es pedirle los distribuya a la mayor cantidad posible de conocidos.

Existen otro tipo de cadenas bastante más conocidas como aquellas en las que regalan teléfonos celulares nuevos con tan solo dar “Me Gusta” y compartir la publicación, algo en su mayoría completamente falso, pero en la que caen muchísimos usuarios. Y también podemos recordar las que hacían referencia a las declaraciones legales que debían ser publicadas en el muro de Facebook o la pérdida de la gratuidad del servicio que brinda la red social: “si no compartes esto, te quedarás sin servicio”, “a partir de ahora Facebook te cobrará una cuota” o “no acepto los cambios de las condiciones legales de la red social”.

La lógica y el sentido común nos dicen que estamos ante auténticos intentos de estafa, pero lamentablemente el sentido común no es el más común de los sentidos y aún muchas personas caen en la trampa porque sus “amigos” o “influencers” cayeron primero.

Así que, lo más importante es dejar de compartir este tipo de cadenas o “retos” y denunciarlos todas las veces que podamos. Hay que recordar que las redes sociales son un entorno ideal para difundir este tipo de herramientas y que los que se dedican a la ciberdelincuencia no dejarán de aprovechar la ocasión y la ignorancia de los usuarios para lograr sus objetivos.

No creamos en todo lo que nos envían y por el contrario sí desconfiemos de todo, recurramos a fuentes oficiales y no tomemos acciones precipitadamente al recibir cadenas o retos que nos toquen las fibras más sensibles o que nos infundan miedo, alegría o cualquier otra persuasión.

 

Especialista en Ciberseguridad.

 

Agregar comentario

Comentarios