Tipo de CambioCompra Venta
USD $ / CR ¢ 578.69585.86
EUR € / USD $ 0.00
Fuente: BCCR
Primera Plana
Criterium


El salario mínimo no se negocia

Betania Artavia Ugalde, carnet 1761 | Martes 15 de Octubre, 2019

¿Qué significa para mí el cambio aplicado por el Consejo Nacional de Salarios?

Que a partir de este momento, la profesión salarialmente deja de existir. En su resolución, la Comisión Nacional de Salarios explica que se hace porque el hecho de que exista un renglón ocupacional dedicado a los periodistas constituye una “acción discriminatoria” para el resto de los profesionales, licenciados o bachilleres.

Ignoran los miembros de dicha Comisión el espíritu con que se creó esa diferenciación, y era precisamente defender a los profesionales en periodismo de las condiciones laborales difíciles y del enorme riesgo profesional que conlleva esta labor.

No es lo mismo ser un bachiller en cualquier otra profesión cuyo ejercicio se realiza en un lugar seguro, a ser un bachiller en Periodismo, que arriesga su vida en la cobertura de incendios, inundaciones o terremotos, por ejemplo.

Cuando la mayor parte de las personas salen hacia sus casas al ocurrir una tragedia, los periodistas corren hacia el origen de la noticia para llevar la información a quienes esperan saber los detalles desde sus hogares.

Ignoran los miembros de la Comisión de Salarios el riesgo al que son sometidos los periodistas en la cobertura de las huelgas, cada vez más frecuentes en nuestro país, y cada vez menos pacíficas.

La cobertura de detenciones de bandas del crimen organizado, donde los periodistas firman la información con su nombre y pueden ser blanco de venganzas, de amenazas a su integridad física y la de sus familias. Ya son varios los periodistas que han requerido protección policial especial debido a amenazas de esa índole.

El Consejo Nacional de Salarios, al borrar la categoría salarial del periodista, prácticamente manda a los periodistas a negociar el 23% de disponibilidad con el patrono, como si fuera algo que en la práctica sea real.

No hay negociación entre desiguales. Se impone el criterio del más fuerte, del que tiene el control, del que paga…

Viendo el tema desde el punto de vista básicamente gremial, comprendemos que se deja al periodista de calle en total indefensión: se le pagará lo que el patrono quiera, si es bachiller se establece en 553 mil colones y si es licenciado en 663 mil colones, cuando el salario mínimo hoy supera los 800 mil.

Los defensores de esta posición consideran que no le van a cambiar las condiciones salariales a quienes ya están contratados. Porque a ningún patrono, que esté viendo cómo se disminuye la publicidad día a día, se le va a ocurrir despedir a un periodista para cambiarle sus condiciones laborales y ahorrarse esos 200 mil o 300 mil colones.

El salario mínimo debe mantenerse para todos los que ejercen el periodismo, sean titulados o no, porque de lo contrario, se compite en un mercado aún más difícil, con exceso de mano de obra barata, muchos sin la preparación adecuada, pero dispuestos a trabajar por mucho menos.

Y si no existe un salario mínimo de ley, se le pagará aún menos al periodista titulado, y por consecuencia, también se le ofrecerá menos al no titulado.

Considero que como gremio debemos unirnos y hacerle frente a las amenazas, vengan de donde vengan.

Agregar comentario

Comentarios

Videos

China celebró su 70 aniversario