Jueves 21 de Marzo, 2019
El Pais

Costa Rica compromete armonía con el ambiente

Ronald Díaz V.
Primera Plana

Jueves 16 de Junio, 2016

Los ticos estamos en deuda con nuestro entorno natural. El aumento de la población y la alta dependencia de hidrocarburos ejercen una presión sobre el uso de los recursos del país, a un ritmo insostenible. La alerta se extrae de las investigaciones realizadas por el equipo de investigación del Programa Estado de la Nación (PEN) en su capítulo Armonía con la Naturaleza.

Si bien la deuda ecológica de Costa Rica no está en sus niveles históricos más altos, también es cierto que la relación con el medio ambiente ha cambiado de forma radical a la observada durante las décadas de los años 60, 70 y 80, cuando el país gozaba de una mayor biocapacidad.

La capacidad biológica se refiere a la capacidad de un área específica de generar un abastecimiento regular de recursos renovables y de absorber los desechos resultantes de su consumo.

Para medir la huella ecológica del país el PEN replicó la metodología internacional de la Global Footprint Network con datos locales y dándole un seguimiento anual. Este indicador mide seis usos que se hacen del territorio: agrícola, forestal, pesca, infraestructura, la absorción de carbono y la infraestructura.

Costa Rica es un país reconocido en el mundo por sus importantes esfuerzos en materia de conservación, y que le han valido la etiqueta de “amigable con el ambiente”. Paradójicamente, el alto desarrollo humano está acompañado de patrones de uso y consumo de recursos similares a los de las naciones desarrolladas.

Aparte de las zonas protegidas el país mantiene patrones insostenibles de uso y consumo de recursos. — Karen Chacón, investigadora del PEN
La deuda de un 8%, no es el peor de los indicadores y se puede considerar como bajo en comparación al porcentaje de años anteriores.

En el 2011, por ejemplo, el porcentaje de deuda ecológica llegó al 11%. Sin embargo, Karen Chacón, investigadora del PEN, considera que más allá del porcentaje, lo importante es la composición o el peso que tienen algunos factores sobre esa huella ecológica.

“En Costa Rica el peso más importante lo tiene la absorción de carbono, que es básicamente la cantidad de emisiones que se están liberando anualmente, principalmente relacionadas con el tema energético y este a su vez muy ligado con el tema del transporte”, asegura Chacón. 

El país presenta una alta dependencia de los hidrocarburos con más de un 70% de la energía generada a partir del petróleo. A pesar del impacto ambiental y económico de esta dependencia, y aunque existe consenso sobre la necesidad de modificar la matriz energética, no la hay en cuanto a las alternativas que se debieran adoptar a nivel nacional.

Primera Plana conversó con Karen Chacón sobre la vulnerabilidad del país en su relación con el medio ambiente; situación que compromete la reputación de país “verde”, comúnmente aceptada en el ámbito internacional. 

A continuación, la entrevista.


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario