Lunes 21 de Enero, 2019
Gente

El oficial de la esquina

Ronald Díaz V.
Primera Plana

Viernes 29 de Enero, 2016

Cuando Manuel Francisco Sandí Quesada se pensionó de su trabajo como funcionario de la Universidad Nacional, supo que había un programa de capacitación dirigido a ciudadanos interesados en colaborar ad honorem para la Dirección General de Tránsito.

Hasta ese momento a Manuel nunca le había pasado por su mente tomar un silbato y dirigir el tránsito, pero la idea le gustó. Motivado por colaborar con los problemas de congestionamiento en nuestras calles se enroló en el programa, completó seis meses de capacitación y desde el 2003 colabora con la Policía de Tránsito.

A Manuel es común verlo muy temprano en la mañana en su labor de regular el pesado flujo vehicular que transita frente al Colegio de Periodistas y en la esquina de Soda Tapia.

Este oficial de tránsito llama la atención de conductores y transeúntes por su particular estilo: gesticula, utiliza su silbato, conversa con los choferes, apura a los conductores “dormidos” y a más de uno le da su regañadita. También orienta a los ciudadanos que preguntan por alguna dirección y ayuda a los peatones a cruzar la calle sin peligro.

El oficial hace gala de su buena condición física pues por muchos años fue corredor y llegó a acumular siete maratones. Hoy en día su rutina consiste en levantarse temprano, hacer ejercicios y colaborar con la regulación del tránsito.

Manuel tiene 40 años de casado con Ligia Carmiol, es vecino de Escazú y es padre de una hija y abuelo de una pequeña nieta.

Primera Plana conversó con Manuel Francisco y registró imágenes de su original estilo de trabajo.

 


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario