Gente

Y el cáncer le dio nueva vida

Otto Vargas
Primera Plana

Viernes 30 de Septiembre, 2016

Vencedora de un agresivo cáncer de mama y en plena lucha contra otro, esta inspiradora mujer, de 45 años de edad, es el rostro de Alma Fuerte, una nueva fundación que ofrece acompañamiento a mujeres víctimas de esa enfermedad durante la fase de atención médica.

Pero Katherine Murillo quería ir más allá.  Ahora no solo apunta a la construcción del Instituto de Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer de Mama, sino también a edificar una red de mujeres emprendedoras víctimas de esa enfermedad.

La Junta Directiva del Colegio de Periodistas y Profesionales de la Comunicación (Colper) decidió en pleno apoyar esa iniciativa mediante su proyecto La Red, tarea que asumirán los directores Otto Vargas y Patricia González.  El Colper aportará a Alma Fuerte capacitación gratuita que responda a un plan ideado por González,  quien es tesorera de la junta directiva y madrina de La Red.

Katherine Murillo transpira esperanza. Masectomizada de ambos pechos, ella creó su propia empresa de ropa para mujeres en esa condición:  confecciona pijamas, trajes y vestidos de baño acondicionados para ocultar dispositivos médicos.

Las prendas fueron presentadas durante una pasarela en el Museo de los Niños, el miércoles 28 de setiembre. Allí desfilaron como modelos mujeres que en estos momentos luchan contra el cáncer. “Estos diseños y esta ropa salieron de la necesidad que cada una de nosotras tiene”, dice la empresaria; “en el mercado no hay una línea de ropa que piense en nuestra comodidad. Esta línea (de ropa) es para que podamos seguir viviendo nuestras vidas”, explica con ilusión.

Espíritu inquebrantable

Pocos saben que ella todavía recibe quimioterapia; los médicos aún no le dan de alta.  Ella quiere inspirar. Sabe que hay organizaciones dedicadas a la prevención, pero ninguna ofrecía ese apoyo tan necesario durante la fase más difícil: el tratamiento.

“Pasamos todos los días planeando el futuro inmediato y no dejamos espacio para afrontar un traspié”, cuenta al rememorar aquel día del 2011 en el que fue diagnosticada.

“El cáncer me despojó de mi estabilidad emocional, de mi ímpetu, de mi cabello y de otras cosas más. Hace un año, cuando creí que estaba completamente sana, mi médico me comunicó que el cáncer había regresado.  Solo pensé: algo no aprendí y me toca aprender. Por medio de mi experiencia quiero ayudar a otras mujeres, Alma Fuerte nace como una vivencia y por la necesidad de llenar un vacío: la falta de apoyo psicológico para ayudar durante el diagnóstico, tratamiento y recuperación”, explica.

En su norte figuran dos ideas: empoderamiento y emprendimiento. Apunta a la consolidación de empresas sociales que generen oportunidades de empleo mediante proyectos sostenibles.

De acuerdo con el doctor Álvaro Camacho, cofundador de Alma Fuerte, el año pasado se efectuaron 19.216 mamografías en el Hospital San Juan de Dios, pero por el área de cobertura deberían haber sido 176.000.

Al año 1.000 mujeres son diagnosticadas con esa enfermedad. “Necesitamos crear algo diferente para que este instituto se pueda llevar a cabo”, indicó el médico, quien portaba en su bolsillo una piedra blanca “como el  alma de estas mujeres”. Esa será la primera piedra del nuevo centro médico.

El doctor se apoderó de un fragmento del poeta argentino Pedro Bonifacio Palacios Almafuerte para inyectar ánimo: “No te des por vencida, y aun estando vencida, mujer, tu eres alma fuerte”.


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario
Fecha: 2016-10-04
Excelente nota! Me llegó hasta la médula! Me parece muy importante que el Colegio y sus diferentes instancias realmente revelen, a través de estas iniciativas, el espíritu de solidaridad de los colegiados y muy particularmente uno tan distintivo en el gremio de los comunicadores.
Comentado por: Kattia Rodríguez Guevara