Miércoles 20 de Marzo, 2019
Gobierno al Día

Se extiende uso de la incapacidad digital

Lunes 18 de Febrero, 2019

La mayor parte de los establecimientos de salud de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) que ofrecen servicios en el primer nivel de atención emiten ya las incapacidades en forma digital.

De acuerdo con datos de la Comisión Central Evaluadora de Licencias e Incapacidades de la insttiución  desde que empezó este proceso en el semestre pasado, se han entregado 78 141 incapacidades digitales. 

En estos casos, el paciente recibe un tiquete donde se anota el número de registro para que su patrono lo pueda verificar mediante el ingreso al módulo de incapacidades que está en la página web de la CCSS: www.ccss.sa.cr

El número que deben verificar los patronos aparece en el extremo superior derecho y es una numeración que está compuesta por la identificación de la unidad y el consecutivo respectivo.  Con ese número el patrono puede verificar la validez de la información que le entrega el trabajador, el tiempo de la incapacidad, así como la fecha de la emisión y conclusión.

La meta institucional es que al concluir este año, todas las unidades, incluidos los 29 hospitales,  puedan efectuar este trámite en forma digital lo que producirá una serie de beneficios al paciente, el patrono y a la institución aseguradora.

Según lo destacó la doctora Ana Lorena Mora Carrión, coordinadora de la Comisión Central Evaluadora de Licencias e Incapacidades,  los beneficios de las incapacidades digitales son múltiples entre los que citó:

  • El paciente no tiene que desplazarse hasta el lugar de trabajo para dejar la boleta de la incapacidad o licencia, pues basta enviarle a su patrono, mediante mensaje de texto o de otra forma, el número de la boleta otorgada.
  • Mayor eficiencia a la hora de pagar los subsidios durante los periodos de incapacidad y licencia.
  • Tanto el patrono como el trabajador pueden verificar en línea la condición de registro y financiera de la boleta otorgada. 
  • El patrono podrá verificar en tiempo real el periodo otorgado a su trabajador, lo que le permitirá gestionar en forma más oportuna lo correspondiente.
  • Se reducen los errores humanos en el proceso de registro.
  • Disminuye  el número de personas participantes en el proceso.
  • Se evita usos inadecuado de las boletas como: fraudes, falsificaciones y alteraciones.
  • Disminuye el uso del papel y los procesos relacionados con almacenamiento y la custodia de esta papelería.
  • Se avanza en el proceso de simplificación de trámites.
  • Los profesionales no tendrán que custodiar el talonario ni la papelería.
  • Se produce un ahorro significativo de recursos.
  • Se mejora el control y el registro de las incapacidades.

La doctora Mora Carrión explicó que, adicionalmente, en aquellos centros que ya laboran con la incapacidad digital se agiliza el trámite de aquellos casos en que se requiere de la autorización de una jefatura, puesto que el sistema la traslada en forma automática.   Por ejemplo, en aquellas incapacidades superiores a los 30 días que requieren un permiso especial son referidas en forma automática a la autoridad y se evita la pérdida de documentos durante su trasiego.

 En este momento, dijo, en casi las unidades del primer nivel de atención con excepción de la región Brunca se emiten las incapacidades en forma digitalizada y se está trabajando en los procesos de capacitación para su extensión paulatina en todas las unidades.   La incapacidad digital arrancó en la provincia de Puntarenas.

Con este proceso, la CCSS enlazó dos sistemas institucionales: Sistema Integrado de Expediente en Salud (SIES) y al Sistema de Registro, Control y Pago de Incapacidades, conocido como (RCPI) que existe desde el 2006 y que ha sido una herramienta muy valiosa para el control de las incapacidades y licencias que otorga a CCSS.


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario