Los criterios emitidos en los artículos publicados en esta sección son responsabilidad exclusiva de los autores. Primera Plana no comparte necesariamente las opiniones aquí expresadas.

Su Criterio

Una cruz vejada

Adriana Núñez Artiles*

Viernes 17 de Marzo, 2017

El Parque La Sabana fue declarado e incorporado al Patrimonio Histórico Arquitectónico de Costa Rica, según Decreto Ejecutivo Nº 29305-C, publicado en La Gaceta Nº 39 del 23 de febrero de 2001.

Fue en 1977, cuando el entonces Presidente de la República, Daniel Oduber Quirós (1974-1978), inauguró oficialmente el Parque Metropolitano de La Sabana, con el objetivo de propiciar el sano esparcimiento y el descanso de sus visitantes.

Según Carlos Manuel Zamora, Historiador del Centro de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes, “el Parque La Sabana es el más grande de Costa Rica y el más importante; ha sido testigo de relevantes sucesos históricos en el país y actualmente es uno de los lugares más visitados, ya que más de 1.8 millones de personas gozan de sus atractivos por año; es sin duda parte de nuestra identidad y de nuestra historia”.

Entre otros acontecimientos, en marzo de 1983,  fue el escenario de la visita del Papa Juan Pablo Segundo, quien ofició misa muy cerca del punto en el cual se erige una emblemática cruz, ubicada justo detrás de donde se yergue actualmente el Estadio Nacional.

Pero en la actualidad -como ha sucedido con muchos edificios históricos, parques, monumentos y otros lugares importantes para el país- la cruz de La Sabana tiene otra cara: ha sido por años ultrajada no tanto por el paso del tiempo como por las agresiones de quienes gustan de manchar, golpear, resquebrajar e inundar de pestilencia y desechos el entorno. 

A la vez, este símbolo es también víctima de olvido por parte de quienes tienen el deber de mantener el parque y lo que contiene, en buenas condiciones.

Si bien es cierto, con la siembra de árboles nativos se contribuye al embellecimiento natural de La Sabana y se estimula la proliferación de aves, entre otros objetivos muy positivos, no pueden nuestras autoridades dejar de lado objetos y edificaciones que retrotraen momentos trascendentales de la vida social costarricense y en los que la historia ha dejado profunda huella.

Esperamos que estas líneas sacudan la modorra de los encargados de adecentar y proteger la famosa cruz. No permitan que se desplome por el peso de las afrentas y la desidia.

*Periodista


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario
Fecha: 2017-09-21
En que año construyeron la cruz de la sabana
Comentado por: Kenneth ruiz