Los criterios emitidos en los artículos publicados en esta sección son responsabilidad exclusiva de los autores. Primera Plana no comparte necesariamente las opiniones aquí expresadas.

Su Criterio

Una propuesta para las tarifas de transporte público

Manuel Yglesias Mora*

Martes 21 de Marzo, 2017

Hay una alternativa para el servicio al costo, ese sistema de cálculo de tarifas que está generando titulares periodísticos y acaloradas discusiones entre gobierno, cámaras empresariales y otros sectores sociales y económicos: se llama price cap o regulación por incentivos y consiste en un sistema que establece un precio medio para la prestación del servicio, se trata de un sistema análogo al sistema de bandas cambiarias, recientemente aplicado por el Banco Central de Costa Rica para la regulación del precio del dólar.

En la regulación por incentivos se establece un precio medio para la prestación del servicio mediante el cálculo de los costos de operación y otras variables, tales como el valor de mercado de una ruta determinada, el hecho de brindar un servicio para un mercado cautivo (y por ende, predecible) y por tener una situación privilegiada frente a la competencia (otorgada por la concesión de la ruta). Una vez hecho esto, se establece una tarifa “techo”, que es el máximo que puede cobrar el operador.

Sistema eficiente

En este sistema, el operador de la ruta de buses tiene un incentivo para ser más eficiente, porque el precio final de su servicio no está directamente ligado al costo de proporcionarlo; en el caso de que pueda brindar el servicio bajo los estándares de calidad especificados por el órgano regulador (en este caso, la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos, ARESEP), el operador del servicio podrá beneficiarse del dinero que ahorre al aplicar cambios en su operación que aumenten la eficiencia del servicio que brinda; es decir, en el caso de aplicarse el sistema de sectorización de los buses urbanos, el empresario se beneficiaría de la reducción de costos para brindar el servicio.

El precio del pasaje no variaría en relación con el costo bruto de la operación, sino con base en otras variables. Entonces, la reducción de unidades circulantes y el mayor número de pasajeros utilizando el servicio, generarían más ingresos a los empresarios. El sistema de price cap o regulación por incentivos directamente genera un incentivo para que el empresario aumente su eficiencia.

El modelo  utilizado en Costa Rica, llamado de servicio al costo, conocido en la doctrina de derecho regulatorio como ROR (Rate of Return) es un mecanismo de elaboración de tarifas para los servicios públicos regulados. El postulado del esquema de ROR es la utilización de la información contable de la empresa (activos, gastos e inversión) para el cálculo del costo de la prestación del servicio y el consiguiente establecimiento de un precio del mismo que se cargará al usuario, garantizando un margen de retorno porcentual al operador del servicio.

Este sistema se caracteriza por estar basado en la estructura de costos. Se establece un porcentaje fijo de ganancia para el operador de la ruta, lo cual significa que si los costos aumentan, el monto a percibir como ganancia también aumenta. Al estar el sistema de cálculo de tarifas ligado al costo, el operador tiende a inflar éstos costos más allá del punto de eficiencia, para así mejorar sus ganancias en números absolutos.

Dicho esquema tarifario, al no incentivar la eficiencia, causa severos problemas a la hora de generar un sistema de transporte público que funcione de forma sincronizada. 

*El autor es licenciado en Derecho de la Universidad de Costa Rica. 


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario