Martes 19 de Junio, 2018
Trazos

Museo Nacional 131 años de historia e identidad cultural

Melissa Cruz Guadamuz *
Miércoles 30 de Mayo, 2018
La tarde que prometía una lluvia implacable culminó el día en que el Museo Nacional festejaba sus 131 años de haber iniciado un camino a mostrar, a través de sus paredes agrietadas y golpeadas por la historia, con artículos que tejieron la identidad costarricense, observados y admirados por los cientos de personas.
 
Desde el principio del recorrido fue posible disfrutar las mariposas danzando en las distintas hojas de su recinto, algunas tímidas -otras no tanto-, eran la atracción principal de unos turistas extranjeros cargados con cámaras y lentes para captar a las inquietas bailarinas aéreas, residentes del museo.
 
Era necesario atravesar los dos pisos del mariposario para llegar al sitio de la feria, dos carpas azules enormes con el logo del museo le daban la bienvenida a una docena de diseñadores que mostraron y negociaron sus máximas creaciones con el público interesado en obtener alguno de sus artículos.
 
Con bisutería poco tradicional, cordones multicolores finamente detallados que quedaban muy bien a la vista, como collares o pulseras para el público femenino, fue como la marca Gato Negro, de la diseñadora Rebeca Zamora Fallas, se hizo presente en la feria para atraer la mirada de más de una visitante.
 
“Viene siendo como una plataforma para que nosotros podamos exhibir y también vender los productos de manera que la gente empiece a llevar y a cargar consigo productos que no es como el típico souvenir”. Comentó Fallas, mientras le hacía señales a una asistente a que le ayudara con dos posibles clientes que se acercaban con curiosidad a admirar las creaciones de la diseñadora costarricense.
 
En medio de música electrónica y pequeños puestos de comidas, envolvía a los visitantes en un ambiente conmemorativo histórico con un toque actual para atraer a las nuevas generaciones y de esa manera introducirlos en los principales pasillos del antiguo Cuartel Bellavista, para conocer las etapas de nuestra historia, expuestas dentro del recinto.
 
El recorrido inició con la etapa colonial y los distintos tipos de implementos utilizados por los aborígenes antepasados para subsistir. Tacitas con aspectos de animales, piedras que en sus mejores tiempos sirvieron de lanzas, collares con colmillos de animales y piedritas de metales preciosos de diferentes esbozos, era lo que se observaba con detenimiento.
 
Conforme se iba avanzando se podía ver una nueva exposición, reciente orgullo del Museo Nacional, de  artículos utilizados en el período colonial, expuestos mediante figuras tridimensionales que los mostraban a la perfección; temas como la encomienda y el tributo, así como tradiciones como “El baile de los diablitos” que se representaban configuras de tamaño real, fueron la etapa más gustada por los visitantes, debido a su novedad.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
“Se muestra lo que pasa a los pueblos indígenas con la dominación española” comentaba la historiadora Gabriela Villalobos refiriéndose la tercera y última etapa que daba por culminado el proceso de recreación de la historia del país.
 
Al finalizar la travesía histórica nacional por los pasillos del antiguo Cuartel, era posible visitar una sala dedicada a las maravillas de la Isla del Coco, como parte de las nuevas atracciones del lugar, en un espacio acogedor para que las personas pudieran sentarse a admirar -por medio de una pantalla gigante- documentales que representaban los encantos del terruño.
 
Una mesita con una maqueta de la isla rodeada por pececitos virtuales llamaba la atención de los más pequeños que curioseaban para conocer si eran reales o no, mientras el sonido envolvente de los documentales invitaba a las personas a palpar con sus propias manos la arena de las playas de una de las maravillas naturales del mundo.
 
El festejo estuvo cargado de sonrisas, gestos de sorpresa y de admiración por parte de los que se hicieron presentes en la actividad, realizada con la intención de que las personas conocieran parte de lo que ha sido la construcción de la historia de Costa Rica.
 
(*) Estudiante de Periodismo
 

Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario