Primera Plana
Actualidad


Mesa Patriótica Unidos por la Vida observará el proceso de vacunación

Redacción Primera Plana | Jueves 12 de Agosto, 2021
  • Se ha ofrecido un inventario de apoyos que sigue siendo ampliado mediante el reclutamiento de personas voluntarias
  • Una de las mayores preocupaciones técnicas es el distanciamiento de la segunda dosis a 12 semanas.

 

 

La Mesa Patriótica en su afán de colaborar ante la presencia del SARS CoV-2 y el fomento de la aceleración de la vacunación, asume tareas propias de un observatorio ciudadano con criterio técnico y científico para la mejora de la atención integral de la pandemia, aportando recomendaciones desde el ejercicio de una democracia participativa.

Algunas observaciones que inquieta a la Mesa Patriótica es la presencia de dos de las variantes más contagiosas de la COVID-19, el aumento del 16 % de casos reportados en la última semana epidemiológica y la preocupación por el cansancio del personal de salud, que ha motivado a la Mesa en mención a realizar el reclutamiento de personas voluntarias de las organizaciones integrantes, para colaborar con direcciones regionales del Ministerio de Salud y la CCSS.

Otra preocupación del Observatorio es el distanciamiento de la segunda dosis a 12 semanas en lugar del periodo de 21 a 28 días recomendado por la misma casa farmacéutica proveedora de las vacunas en Costa Rica.  La falsa sensación de “estar vacunado” y eximido de cualquier riesgo futuro presente en algunos ciudadanos inquieta, sumado al porcentaje del 16.94 % de la población que solo cuenta con esquema de vacunación completo, según información al 9 del presente mes.

Asimismo, hay sectores estratégicos como el turismo que de contar con vacunación podrían modificar las calificaciones de riesgo que se tienen a nivel internacional sobre Costa Rica y abonar a las oportunidades de generación de empleo y reactivación económica.

Preocupa la ausencia de un plan de vacunación de la población migrante, independientemente de su condición migratoria, como lo ha referido el PhD. Juan José Romero Zúñiga, coordinador del Programa de Investigación en Medicina Poblacional de la Universidad Nacional y miembro del equipo técnico de esta Mesa Patriótica, cuando dice: “más allá de discusiones sobre derechos humanos -que deberían primar y que nos dicen que esa condición no debería ser excluyente-, podría representar un riesgo a la salud, y, a la larga, quizás, un importante contribuyente a la carga de enfermedad y al costo social de la pandemia (…) Pienso, desde el punto de vista epidemiológico, que, si a estas personas se le suman las que no se desean vacunar, y las que quedarán con el esquema incompleto, se podría quedar con una fracción de la población que pueda ser el nicho de un brote por alguna nueva variante o, incluso, por alguna de las ya descritas.”  

La Mesa Patriótica “Unidos por la Vida” reitera su responsabilidad ciudadana de apoyar el proceso de vacunación para el logro a corto plazo de la inmunización de la población y la gestión integral de la pandemia desde acciones de observador con un espíritu humanista y aportes con rigor técnico y científico. 

Por todo lo anterior, instamos a las autoridades e instituciones públicas a atender las preocupaciones aquí expuestas, a generar acciones conjuntas que permita mitigar los efectos contraídos por la pandemia en nuestro país y a estar unidos por la vida.  

 

Agregar comentario

Comentarios